Inslee anuncia una iniciativa de salud pública para contener los crímenes con armas de fuego y suicidios

January 6, 2016

Story 

BURIEN – El Gobernador Jay Inslee firmó hoy una orden ejecutiva, executive order, para lanzar una iniciativa de salud pública a nivel estatal para reducir y prevenir fatalidades y lesiones relacionadas con armas de fuego.

La orden usa el mismo enfoque basado en datos que ha logrado reducir de manera significativa las muertes por vehículos motorizados en las últimas dos décadas.  La iniciativa ayudará al estado comprender a las personas y los lugares que corren el mayor riesgo respecto a la violencia por armas de fuego o el suicidio, determinará las mejores estrategias para reducir la violencia con armas de fuego y trabajará con los socios para desarrollar estrategias y planes de acción para prevenir la violencia con armas de fuego.   

“Éste será una enfoque basado en datos que nos ayuda a identificar a las personas y lugares más vulnerables con respecto a crímenes con armas de fuego y el suicidio,” dijo Inslee.  “Los crímenes con armas de fuego son un flagelo que han dejado cicatrizadas a miles de familias en todos los rincones de nuestro estado.  Es un flagelo que podemos, debemos y ayudaremos a prevenir.” 

Entre 2012 y 2014, 665 personas murieron en el estado de Washington debido a lesiones causadas por armas de fuego, comparado con 497 muertes por accidentes automovilísticos.  Aproximadamente el 80 por ciento de las muertes por armas de fuego fueron suicidios.

Inslee enfatizó la importancia de las acciones tomadas a nivel estatal y local debido al hecho de que el Congreso ha fracasado repetidamente de tomar aun los pasos más mínimos.

“He observado al Congreso fracasar durante años de hacer cualquier clase de progreso con respecto a este problema,” dijo Inslee.  “El Congreso ha aprobado leyes que prohíben hasta las investigaciones más básicas y la recolección de datos acerca de violencia provocada por armas de fuego en América.  Sin embargo, mientras el Congreso protege el statu quo de violencia con armas de fuego de todos los días, las ciudades, los condados y los estados avanzan con políticas sensatas para reducir las muertes por armas de fuego.  Mientras sea yo el gobernador, Washington será uno de esos estados que ha dicho, ‘ya basta.’”  

Inslee dio crédito al Ejecutivo del Condado King, Dow Constantine, por lanzar una iniciativa semejante en el condado King, a similar initiative in King County.  Los dirigentes de salud pública del condado expresaron su apoyo para la acción ejecutiva de Inslee. 

“Para hacer frente al número inaceptablemente alto de personas afectadas por violencia provocada por armas de fuego – con más muertes en el estado de Washington y en el condado Spokane por armas de fuego que por choques vehiculares – así como con cualquier amenaza seria para la salud pública, necesitamos una estrategia amplia,” dijo el Dr. Joel McCullough, funcionario de salud del Distrito de Salud de la Región de Spokane.  “Necesitamos monitorear la amenaza, buscar el origen, usar ciencia para encontrar las grietas, ofrecer educación al público, y quizás por encima de todo, crear soluciones de políticas públicas para tratar la amenaza.” 

La orden, order, de Inslee requiere que el Departamento de Salud y el Departamento de Servicios Sociales y de la Salud, en colaboración con la Universidad de Washington y otras agencias locales y del estado, revisen y divulguen datos sobre hospitalizaciones relacionadas con muertes y lesiones causadas por armas de fuego, y que además, recomienden estrategias para reducir las fatalidades y lesiones graves relacionadas con armas de fuego.  

Inslee dijo que también quiere fortalecer más la ley de revisión de antecedentes aprobada por los ciudadanos de Washington en 2014.  Él ha dirigido a la Oficina de Administración Financiera del estado de analizar la efectividad del sistema de información compartida entre agencias estatales, los tribunales, las jurisdicciones locales, las fuerzas del orden y otras entidades para determinar si hay maneras adicionales para mejorar la efectividad del sistema.  También ha pedido a la oficina del Fiscal General a que analice las prácticas actuales de cumplimiento para asegurar que se hagan responsables a los que intentan comprar armas de fuego ilegalmente.  

También el gobernador les pide que actualicen el libro blanco de 2007, 2007 white paper, con respecto al acceso a armas de fuego para los que padecen de enfermedad mental.  El libro blanco incluyó recomendaciones que todavía no se han puesto en marcha, tal como un sistema centralizado de revisión de antecedentes.

Inslee dirige a las agencias a enviar sus recomendaciones para el mes de octubre de 2016.

Inslee también ha dirigido al Departamento de Salud de poner en marcha el Plan Estatal de Prevención de Suicidios, Statewide Suicide Prevention Plan, en colaboración con el Equipo de Dirigentes del Gobernador sobre la Salud, el Departamento de Asuntos de Veteranos, la Oficina del Gobernador de Asuntos de Indios, la Oficina del Superintendente de Escuelas Públicas y otros socios.   Datos actuales indican que nativo americanos, nativos de Alaska y veteranos se encuentran entro los grupos de mayor riesgo para el suicidio.

“Sólo se puede resolver el problema de violencia por armas de fuego en nuestras comunidades por medio de grupos coordinados que están dispuestos a trabajar juntos hacia esta meta común,” dijo el Sheriff del Condado King, John Urquart.  “Estoy muy complacido que el Gobernador Inslee haya tomado el papel de liderazgo para ayudar a lograr esto.” 

Media Contact 

Jaime Smith
Governor Inslee’s Communications Office
360.902.4136